Miércoles 03 de Febrero de 2016

Así lo reveló un informe de la Auditoría porteña. En 2013 se recibieron 108 demandas que involucraron a 89 instituciones. De los registros se desprende que había centros inscriptos pero no habilitados. Por su forma de carga, no se sabe cuáles establecimientos siguen funcionando y cuáles no. En CABA hay más de 600 lugares que albergan a 17.200 ancianos.

El pago de jubilaciones y pensiones insume el 66% del presupuesto del organismo y ni siquiera sumando tres de sus cuatro fuentes de ingresos se alcanza a cubrir ese objetivo. El déficit resultante, junto al resto de las iniciativas -como la Asignación Universal por Hijo-, son sostenidas con impuestos como el IVA y Ganancias. Especial El Auditor.info.  

Según la AGN, la demora media de un proceso por reajuste o movilidad supera los 4 años hasta la sentencia firme. Por su parte, el organismo previsional atrasa el envío de expedientes a los juzgados y luego se toma más de 3 años para iniciar los pagos, aunque el plazo legal sea de 120 días. El 13% de los demandantes murió mientras tramitaba sus causas.

Un programa porteño que otorga beneficios económicos para personas de la tercera edad en condición de vulnerabilidad, desconoce las consecuencias de darlos de baja. La demora para recibir un asistente gerontológico puede superar el año, el cumplimiento de metas apenas pasa el 50% y no hay información completa de los ancianos. 

Más Noticias
MÁS NOTICIAS

En nueve meses, la Nación devengó más de un billón de pesos y, de ese total, unos $ 379 mil millones correspondieron al ente que paga jubilaciones, pensiones, asignaciones familiares y la Universal por Hijo y el seguro por desempleo, además de financiar los planes Progresar y Conectar Igualdad. Especial El Auditor.info

NEWSLETTER
APOC
EDITORIAL

Cuando elegimos líderes que confunden el Estado y el gobierno, que se hacen dueños de lo que es de todos, estamos eligiendo la comodidad de la obediencia por encima de la responsabilidad de ser parte. 

RADIO Y VIDEO

Entrar
Entrar

ENCUESTA
¿Quiénes cumplen menos las normas?
Los más ricos
Los más pobres
La clase media
Todos por igual